sábado, 20 de junio de 2009

THE FOURTH DAY OF THE TRIP TO LABENNE



El último día de viaje por tierras galas resulto ser sin lugar a dudas el más productivo de todos. La verdad que con un mar insultantemente ordenado por el ligero viento offshore, cielo despejado de nubes, marea en su punto perfecto, temperatura ambiente de 27º y del agua de 21º…¿Que más se podía pedir?.

Todo el año esperando que llegase ese viaje y más concretamente ese día en el que las condiciones tuvieran cierta similitud con las que se suelen ver en las fotos de las revistas. Con líneas de olas que parecían correr entre raíles. Una detrás de otra y con el tiempo justo para volver a remontar al pico sin hacer excesivos patos. También es verdad que se trata de una ola que rompe bastante cerca de orilla.

Siempre tiene que haber una parte negativa o bueno llamémoslo mejor, menos positiva. El citado viento offshore, no aguantó lo suficiente gracias a los “aguilillas” de Miguel G. S. y Omar M. D. que alargaron el baño excesivamente. Se hincharon a olas aprovechando las buenas condiciones y al menda lerenda que escribe estas letras, le toco entrar al agua con un fuerte viento norte. Eso simplemente significa que esas preciosas olas de color verde turquesa se convirtieron en un abrir y cerrar de ojos en unas barras imposibles.

La mañana siguiente partimos de nuevo hacia tierras asturianas donde nos esperaba un mar plato que al parecer estuvo presente durante toda la semana.

Esperemos que al menos dentro de un año, si no es antes, se vuelva a repetir un viaje como este que ya va por su tercera edición.








1 comentario:

Danielle MacDonald dijo...

these are absolutely fabulous!